Sobre Nosotros

Somos cuatro personas, con historias diferentes, orígenes distintos y alguno con condiciones muy complejas. Gente común, gente normal queriendo superarse asi mismo, con ganas de compartir esfuerzos y sacrificios, sueños y retos.

Dani Llambrich

Dani Llambrich es atleta paralímpico albino, inició su carrera deportiva como nadador en los juegos olímpicos de Barcelona en 1992.

En el transcurso de su carrera ha logrado varios títulos, cosechando los dos últimos en el campeonato del mundo de Londres 2013 y Chicago 2015 siendo en ambos campeonatos campeón del mundo de aquatlon.

Actualmente tiene 41 años, acaba de ser padre de una niña preciosa llamada Noa y su mujer Grace.

 

 

Pol Bremon

50 años, gallego pero catalán de adopción. Casado, padre de dos hijos y nieto de nadadores.

Apasionado por el deporte en general.

Descubrió el triatlón por casualidad hace dos años y ello le llevó a conocer a un grupo de gente fantástica con la que disfrutar de sus mismas aficiones, entre ellas las aguas abiertas.

 

 

 

 

 

Iván Hidalgo

34 años de San Boi del Llobregat, ingeniero informático.

Desde pequeño conectado al deporte, habiendo realizado gimnasia artística, natación, rugby, tenis y sobretodo fútbol.

Tras una lesión grave en el tobillo, el triatlón le ayudó a seguir disfrutando del deporte después de años de inactividad.

Dentro de las tres disciplinas, la natación es donde disfruta más y dónde se siente más cómodo.

 

 

 

 

Arnau Rueda

41 años, ingeniero civil de Barcelona, autónomo en busca de nuevos proyectos.

Amante de la montaña, practicó escalada durante más de 15 años, enamorado del buceo, correr maratones y sobretodo le apasiona nadar en el mar.

Se inició en los triatlones hace poco más de dos años.

Disfruta compartiendo sus sueños con otros compañeros.

 

Todos nosotros cuatro formamos parte de un club de triatlón llamado Fasttriatlon, para nosotros el mejor club de España. Somos una gran familia, donde engloba profesionales de élite compitiendo en primer nivel y gente amateur como nosotros, enamorada, comprometida y apasionada de este deporte que exige y une a la vez.

Queremos demostrarnos que somos capaces de vencer los miedos a mar abierto, de vencer a la pereza de los entrenos semanales durante muchos meses, la lucha contra uno mismo y sobretodo intentar dar visibilidad hacía la gran crisis de refugiados de guerra y aportar nuestro granito de arena hacía estas personas cuya única culpa es vivir en países en guerra.