El Reto – Cruzar el estrecho de Gibraltar

La distancia mas corta del Estrecho de Gibraltar es desde la Punta de Oliveros ( España) hasta la punta Cires ( Marruecos) con una distancia de 7.8 millas ( 14,4km) aunque, por las características del cruce, no es la travesía mas idónea para el nadador. La mayoría de los intentos se realizan desde la isla de Tarifa hasta las proximidades de Punta Cires debiéndose de nadar entre 10 a 12 millas náuticas ( 18.5 a 22km) debido a la influencia de las fuertes corrientes que imperan en el Estrecho.

El factor fundamental que ha de tenerse en cuenta para la travesía son las corrientes que en algún momento del cruce puede alcanzar más de 3 nudos ( 5.5km/h) procurándose que dicho momento sea la parte final de la travesía y de ese modo ayuden al nadador a ganar la costa marroquí aumentando considerablemente la velocidad de avance.

Las corrientes del estrecho son generalmente de dirección Este ya que predomina la influencia que tiene el aporte de agua desde el Atlántico al Mediterráneo por la alta evaporación de este ante las propias corrientes por diferencia de mareas. Todas estas influencias, así como la especial orografía costera y del fondo del mar en la zona, se nada en zonas de casi 1000m de profundidad, hacen que nos encontremos con corrientes de diferentes intensidades y sentido así como diferentes temperaturas y/o salinidad, produciendo a lo largo del estrecho una situación caótica que hace difícil conocer las corrientes en cada punto exacto del cruce.

Otro factor importante a tener en cuenta es el tráfico de buques, el Estrecho de Gibraltar es una de las avenidas más transitadas del mundo con mas de 300 buques diarios sin contar con los ferries que hacen las travesías entre los puertos de la zona así como numerosas embarcaciones de pesca y deportiva; ello supone un riesgo no solo de abordaje sino de incomodidad si dichos buques pasaran muy cerca del nadador.

La temperatura del agua puede oscilar entre 15 grados en invierno y los 22/23 grados en verano. La duración de la travesía depende de las características del nadador y sobretodo de las condiciones del mar y corrientes pudiéndose estimar entre 4 a 7 horas.